martes, 12 de marzo de 2019


EL DESPERTAR. NADAR LEJOS 

Buscando leones en las nubes comparece una semana más en vuestras casas con un programa vinculado, como el del lunes pasado, a la reciente celebración del Día internacional de la mujer, en tanto gira sobre un libro escrito y protagonizado por una fémina. 

Recordaréis nuestros oyentes que hace siete días os presentaba el primer capítulo de una breve serie de dos emisiones dedicadas a El despertar, la excelente novela de Kate Chopin. El libro, del que podéis encontrar una reseña en Todos los libros un libro, el blog de mi otro espacio en Radio Universidad de Salamanca, describe la evolución de una pasión amorosa, la que siente Edna, una joven mujer casada, por el algo voluble Robert, un encendido sentimiento que mezclará la desatada emoción del enamoramiento inicial, la ilusión, el deseo, la esperanza y los anhelos que lleva consigo el amor, con el remordimiento, el temor y la aflicción provocados por la ruptura del propio matrimonio, el enfrentamiento a las convenciones sociales y la dificultad que suponía en la época -estamos en los últimos años del siglo XIX- optar por el libre desarrollo de la propia personalidad, sobre todo si todas esas conflictivas decisiones provenían de una mujer. Continuamos ahora, pues, con nuevos fragmentos del libro, en los que se pone de manifiesto la confusión y las dudas, pero también la irrestricta voluntad de la protagonista de entregarse a la vivencia de su amor. 

Entre ellos sonarán muy bellas canciones, todas interpretadas por mujeres, que contribuyen a construir una atmósfera intimista y delicada muy propicia para la degustación de los textos. Ingrid St-Pierre, Lisa Simone, Rachelle Coba, Gisela Joâo, Andrea Motis, Anne Briggs, Fatoumata Diawara, Lisa Bassenge, Zizi Possi, The Wainwright Sisters, Neko Case, Magos Herrera con Javier Limón, Mina, Marie Munroe y la sugerente voz de Joanna Kulig, la actriz que protagoniza y canta en la excepcional banda sonora de la magnífica Cold War, una de las grandes películas del año pasado, son las responsables de la banda sonora del programa.

martes, 5 de marzo de 2019


EL DESPERTAR. EL SALVAJE SABOR DEL DELIRIO 

Bienvenidos a una intensa y apretada edición de Buscando leones en las nubes. Esta noche voy a ofreceros el primer programa de una serie de dos dedicado a El despertar, la novela de la norteamericana Kate Chopin, que presentó el pasado año la editorial Mármara en su colección La balsa de piedra, con traducción de Esther García Llovet y un ilustrativo epílogo del poeta, profesor, crítico y también traductor Jorge Urrutia. 

Mañana, en mi otro espacio en Radio Universidad de Salamanca, Todos los libros un libro, comentaré con detalle la novela, por lo que me limitaré ahora a adelantar un breve resumen que os ponga en antecedentes de cara una mejor comprensión de los textos con los que se nutrirá la presente emisión. 

El despertar narra un año de la vida de Edna Pontellier, una joven mujer -solo veintinueve años- casada con un rico y algo anodino comerciante de Nueva Orleans, que un verano, en su estancia con su marido y sus dos hijos frente al mar de Grand Isle -un enclave de vacaciones que la propia Kate Chopin frecuentaba-, se enamorará de Robert, hijo de una amiga, un avezado y presumiblemente frívolo amante de mujeres casadas. La novela describe las distintas fases a través de las cuales Edna vive su pasión amorosa. Sintetizando hasta el extremo ese recorrido emocional, en el libro podemos apreciar la plácida y más bien aburrida normalidad; el inicial deslumbramiento y el entusiasmo amoroso; el marasmo de emociones, los anhelos y la ilusión, los remordimientos y las dudas que embargarán a la protagonista, en lucha contra las convenciones sociales; el alejamiento y la distancia impregnados de deseo y culpa, de fría voluntad y cálidos recuerdos; y por fin la independencia de la mujer, su definitiva liberación frente a un rol conyugal y social, intelectual y sexual restrictivo. 

Las dos primeras etapas, la conciencia de la insustancial cotidianidad y la irrefrenable pulsión amorosa comparecen en los fragmentos que voy a leeros en el programa de hoy, envueltos en preciosas canciones interpretadas, cómo no, por mujeres, en estas fechas cercanas ya a la celebración del 8 de marzo. Joanna Kulig, Maggie Rogers, Rosa Passos, Cécile McLorin Salvant, Anne Briggs, Afrika Mamas, Marissa Nadler, Abigail Rockwell, La Mari, Jenny Mitchell, Arianna Neikrug, Dobet Gnahoré, Brigitte Saint-Aubin y Katleen Scheir son las responsables de la bellísima banda sonora.

martes, 26 de febrero de 2019


NO SER NADIE 

Buscando leones en las nubes se despide de los haikus por este curso, tras una larga serie -el de hoy es el sexto programa- que hemos dedicado al género poético japonés por excelencia, con su estricta fórmula de tres versos de cinco, siete y cinco sílabas respectivamente, a partir de los seleccionados en la magnífica antología Un viejo estanque que recoge un gran número de ellos escritos por más de un centenar de escritores españoles e hispanoamericanos. 

El libro, que editó La Veleta, una colección del sello Comares, bajo la responsabilidad de Susana Benet y Frutos Soriano, registra una ostensible presencia de poemas vinculados a la experiencia sensorial, razón por la cual, en las semanas precedentes, hemos centrado nuestras emisiones en los cinco sentidos humanos, que han aparecido aquí en lunes consecutivos, con la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto como protagonistas. 

Esta noche, manteniendo el libro referido como eje principal del programa, abandonamos, no obstante, el “universo sensitivo” para ocuparnos de haikus que podríamos llamar filosóficos o vagamente metafísicos, que tienen a la vida, el paso del tiempo, la vejez, la muerte, el amor, los recuerdos o, en definitiva, el sentido de la existencia como motivo esencial. 

Los poemas leídos son obra de Jesús Aguado, Valentín Carcelén, José Cereijo, José Corredor-Matheos, Isabel Escudero, Enrique García-Máiquez, Santiago Larreta, Martín López-Vega, Andrés Neuman, Mario Ruiz, Andrés Trapiello, Rony José Vargas Castillo, Ricardo Virtanen y José María Bermejo. 

Entre los poemas seleccionados suenan canciones sin ninguna vinculación “temática” con los versos, más allá de compartir una misma atmósfera de delicadeza y sensibilidad, de introspección, levedad y belleza que, espero, os hará disfrutar de una emisión a mi juicio espléndida. Kiran Ahluwalia, Charles Bradley con la Menahan Street Band, Elba Ramalho, Coque Malla, Lisa Ekdhal con Ane Brun, Sabrina Claudio, Van Morrison, The Jayhawks, Dana Gillespie con Al Cook y su Original Al Cook Band, Marissa Nadler, Grant-Lee Phillips, Madeleine Peyroux, Mark Laurent con Brenda Liddiard y los hermanos Angus y Julia Stone son los intérpretes de la bellísima banda sonora de la emisión. 

La décalcomanie, un muy misterioso cuadro de Magritte, complementa esta reseña.

martes, 19 de febrero de 2019


UNA GOTA RECORRE MI ESPALDA 

Esta semana cerramos la vertiente “sensorial” de nuestra serie de seis programas -el del lunes que viene no tendrá a ninguno de los sentidos como centro- dedicados al haiku en español a partir de Un viejo estanque, una muy apreciable antología que presentó hace unos años la editorial Comares en su colección La Veleta, que dirige Andrés Trapiello. El libro, en edición de Susana Benet y Frutos Soriano recoge varios centenares de poemas de ciento treinta y cinco escritores españoles e hispanoamericanos que se acogen a la más conocida fórmula estilística de la literatura japonesa. 

En su estudio introductorio al libro, el profesor de la Universidad de Sevilla Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala, resalta la vinculación de los haikus con la experiencia de los sentidos, encontrando en la recopilación que prologa cinco líneas o ejes temáticos principales, correspondientes con los cinco sentidos humanos. 

En semanas precedentes hemos recorrido, en textos y canciones, la vista, el oído, el olfato y el gusto, siendo por tanto en esta ocasión el tacto el protagonista del programa, al menos en su vertiente literaria, porque en la musical he optado por elegir temas que no hablan estrictamente del tocar, sino que, partiendo del objeto del poema -un perro, la nieve, el sol, el pelo-, he buscado canciones que tienen a esos objetos como centro. 

Esos haikus “táctiles”, con la que cerramos nuestra “sensitiva” serie, han sido escritos por Jesús Aguado, Isabel Alamar, Félix Arce, Elías Rovira, Emilio Gavilanes, Miguel Ibáñez, María Ángels Lluch, Virginia Llorens, Giovanni C. Jara, José Antonio Mesa Toré, Julia Guzmán, Ana María López Navajas, José Luis Parra y Alfredo Benjamín. 

Entre los versos han sonado las canciones de Norah Jones, Mariza, Rosemay Clooney, Peter Gabriel, Roberto Carlos, Franco Battiato, The Be Good Tanyas, Ella Fitzgerald, Jane Siberry, Stereo Total, Rachel Goswell, Billie Holiday, Sade, Gal Costa y el grupo italiano Madreblu, con su exitoso Certamente, una maravilla que ya emitimos en más de una ocasión en Buscando leones en las nubes y que no habla estrictamente del tacto, aunque las menciones al calor opresivo, el temporal fraguándose afuera, la imposibilidad de dormir, crean una atmósfera de una densidad casi física que parece poder tocarse. 

Nu à contre-jour, de Pierre Bonnard, ilustra muy bellamente la alusión a la gota que recorre la espalda que titula esta entrada.

martes, 12 de febrero de 2019


EL SABOR DEL AGUA EN EL HUECO DE LAS MANOS 

Bienvenidos a una nueva emisión de Buscando leones en las nubes. Un programa, el de esta semana, que hace el número cuatro de la serie que desde hace casi un mes estamos dedicando a los haikus en castellano a partir de la estupenda antología Un viejo estanque, que hace unos años publicó la editorial Comares en su colección La Veleta, en una edición a cargo de Susana Benet y Frutos Soriano. 

En el breve pero interesante prólogo al libro, el profesor de la Universidad de Sevilla Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala asocia el poema clásico japonés con una experiencia sensorial en tanto, a su juicio, de un modo u otro, todos tienen que ver con alguno de los cinco sentidos humanos. 

En ediciones anteriores de la serie han comparecido la vista, el oído y el olfato, tocándole el turno, pues, esta noche al gusto, con una selección de quince haikus en los que el sabor, disfrutado en el poema o meramente insinuado o implícito en los versos, constituye el protagonista principal. Así, en los textos que os leeré y las canciones que sonarán encontraréis y podréis deleitaros -de un modo a menudo solo metafórico- con la sabrosa presencia de la miel, el mar, las almejas, la hierba, las zanahorias, los melocotones, el vino y el queso, las almendras, el té y la leche, el arroz, y el agua en sus diferentes posibilidades gustativas, el agua fresca, la de lluvia, la del río… 

Los breves poemas son obra de María Dolores E. Cordero, José Luis García Martín, Valentín Carcelén, Miguel D’Ors, Sergio Pinteño, León Molina, Pedro Pagés García, Jesús Aguado, Sergio Abadía, Rafael García Bidó, Luis Carril, Fernando López Rodríguez, Enrique Linares, Jorge Braulio Rodríguez Quintana e Isabel Pose. 

La banda sonora del programa la han puesto Lizz Wright, Lana Del Rey con Barrie-James O'Neill, The Handsome Family, Leonard Cohen, Mina con Adriano Celentano, Joan Manuel Serrat, Iron & Wine, Carole King, Lucinda Williams, Ornella Vanoni, Dinah Shore con The Sonny Burke Orchestra, Frank Sinatra, Jarabe de Palo, Natalie Merchant y Astrud Gilberto en el clásico de la bossa nova, Agua de beber, escrito por Antonio Carlos Jobim e interpretado aquí por la seductora voz de sensual voz de la cantante brasileña con el acompañamiento del propio compositor. 

El aguador de Sevilla, el impresionante cuadro de Diego Velázquez, pintado en torno a 1620, ilustra esta entrada.

martes, 5 de febrero de 2019


OLOR A HUMO EN TU PELO RIZADO 

En el programa de Buscando leones en las nubes de esta semana vuelven a ser los haikus, los poemas clásicos japoneses, nuestros invitados principales, que centran una emisión más -la tercera de una serie iniciada hace quince días- dedicada a Un viejo estanque, una selección, que apareció en la colección La Veleta de la editorial Comares que dirige Andrés Trapiello, de centenares de composiciones de autores españoles e hispanoamericanos que se acogen al modelo del haiku, esto es tres versos de cinco, siete y cinco sílabas respectivamente. 

En el libro, una edición debida a Susana Benet y Frutos Soriano, podemos encontrar -o así lo hace el profesor de la Universidad de Sevilla Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala, que firma su prólogo- una suerte de eje conductor que tiene que ver con lo sensorial, al girar la mayor parte de los poemas sobre los cinco sentidos humanos. 

En ediciones anteriores fueron la vista y el oído los protagonistas, mientras que hoy le toca el turno al olfato, a través de una quincena de composiciones en las que los aromas, el perfume, los olores y los efluvios -de lavanda, de tomillo, de jazmín, de la tierra mojada, del café y del pan, del té, de las aguas de un río, de la niebla, del liquen o de los rododendros- inundarán de fragancias el programa, tanto en los textos como en las canciones. 

Los poemas son obra de Félix Arce, José Cereijo, Jordi Climent Botella, Luis Corrales, Manuel Díez Orzas, Juan Carlos Durilén, Emilio Gavilanes, Mirta Gili, Coriolano González, Giovanni C. Jara, Toñi Sánchez Verdejo, Jesús Munárriz, Miguel D’Ors, Rodolfo Langer, Gregorio Dávila y Pilar Alcón. 

Entre ellos han sonado una serie de canciones, toda ellas también extremadamente fragantes, interpretadas por Dinah Shore, Nina Nielsen, James, Luka Bloom, Ella Fitzgerald, Johnny Cash, Carey Mulligan, El último de la fila, Sarah Vaughan, Van Morrison, Christina Rosenvinge, Stéphanie Crayencour con Saule, Marisa Monte, Marissa Nadler, Blossom Dearie y un Luis Eduardo Aute, recuperándose felizmente, aunque poco a poco, de su duro percance de salud, que cierra el programa con un tema precioso. 

Proserpina, de Dante Gabriel Rossetti, un cuadro de 1874, acompaña, con el bello pelo rizado de su modelo, esta entrada del blog.

martes, 29 de enero de 2019


EL CANTO DE UN MIRLO 

Esta semana Buscando leones en las nubes continua con la serie, que hoy cumple su segunda entrega, dedicada a los haikus, a partir del interesante libro Un viejo estanque, una espléndida antología, que recoge centenares de poemas, publicada en la colección La Veleta, de la editorial Comares, dirigida por Andrés Trapiello, en una edición debida a Susana Benet, ella misma prestigiosa autora de haikus, y Frutos Soriano. 

Siguiendo la sugerencia que el profesor de la Universidad de Sevilla Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala hace en su prólogo al libro, en el que constata la vinculación de los haikus con el mundo sensorial y con los cinco sentidos en particular, y habiendo ofrecido, hace siete días, una muestra de poemas relacionados con la vista, toca esta semana presentaros una larga quincena de composiciones con el oído como protagonista. 

Los versos leídos son obra de Félix Alcántara, Llanos Guillén, José María Bermejo, Luis Carril, Jordi Climent Botella, Félix Arce, Rafael Correcher, Konstantin Dimitrov, Pedro Fanega, Ricardo Fernández Moyano, Alberto Flecha, María Dolores García, Jorge Braulio Rodríguez Quintana, Jenaro Talens y Manuel Córdoba. 

Y de la escucha, de los susurros, de los silencios, de las conversaciones en voz baja, de los dulces arrullos amorosos, del rumor de la lluvia, del leve murmullo de la nieve que cae, del gorjeo de los pájaros y de tantas otras dimensiones -literales o metafóricas- del acústico sentido tratan también las magníficas canciones con las que completamos nuestra propuesta de hoy interpretadas por Stacey Kent con Jim Tomlinson, Marvin Gaye, Van Morrison, Edie Brickell, Ella Fitzgerald, Susanna & The Magical Orchestra, Nancy Sinatra, Luiza Possi, Mina con Pato García, Alison Moyet, Tori Amos, John Lennon y Yoko Ono, Astrud Gilberto, Anita O’Day y Linda Ronstadt.