lunes, 22 de diciembre de 2008


VIAJES...


Buscando leones en las nubes dedica, desde hace ya algunos años, la última emisión de cada temporada, la inmediatamente anterior al verano, al viaje. La proximidad de las vacaciones y la cercanía de la estación estival predisponen el ánimo hacia la aventura, hacia la búsqueda de experiencias desconocidas, hacia el descubrimiento de nuevos horizontes. Escojo entonces algunas reflexiones sobre el viaje para componer el programa, textos que hablan de esa pulsión fantástica, del placer de viajar, de la atracción del camino, de la emoción del vagabundeo, de los encantos y los peligros, de la fascinación y el hastío, de las promesas y las decepciones, de la libertad y la nostalgia y la locura y la pasión del viaje.

Pero como, además, el espíritu está alegre, y hay una especial y más intensa propensión a la felicidad, y la exaltación que trasmite la naturaleza desbocada se contagia, y la vida fluye por doquier, y todo, el sol, el cielo azul, las calles, las gentes, el mundo, conspira en favor de una visión entusiasta y apasionada de la existencia, Buscando leones en las nubes muestra también en esas emisiones su versión más optimista. Y así, el último lunes del mes de junio el programa se vuelve festivo, efervescente, eufórico, deslumbrante, como corresponde a la ocasión. Salen al aire canciones exultantes, llenas de ritmo, que invitan al baile. Justo la antítesis, por lo tanto, del estilo habitual de Buscando leones en las nubes, de nuestra tan apreciada melancolía, de la languidez acostumbrada, de las atmósferas íntimas, relajantes, sosegadas que nos definen e identifican.

El programa que dejo aquí ahora -también las vacaciones navideñas son una invitación a viajar- es el último del curso pasado. En él, los textos sobre el viaje fueron escritos por Ángeles Mastretta, Andrés Trapiello, M.G. Vassanji, Sándor Márai, José Saramago, Sebastián Guallar, William Maxwell, Gustavo Martín Garzo, Jan Morris, Colin Thubrom y Javier Reverte. Las canciones, algunas muy comerciales -pero, en música, no tengo prejuicios: lo que me gusta, me gusta, aunque salga en los 40 principales-, son magníficas piezas de Hercules & The Love Affair, Benjamin Biolay, Bruce Springsteen, Duffy, Manu Chao, Macire Scylla, Adriana Calcanhotto, Amy Winehouse, Madonna, Santogold y Fiamma Fumana.

Para darle colorido a esta entrada, 'cuelgo' también un par de vídeos: una interpretación no habitual, con la que no estaréis tan familiarizados, del Mercy de Duffy (con algún fallo técnico en la imagen, que no perturba gravemente, sin embargo, la posibilidad de su disfrute) y una fantástica intervención de Amy Winehouse cantando su formidable Rehab en el show de David Letterman.


video

video


Viajar 2008

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola!!
Escucho este programa, y pienso en las personas que pueden viajar...Espero que muchos de vosotros hayáis podido salir estos días, y a ver si a la vuelta nos contáis algo...
Y se me viene a la cabeza este texto:

"El deseo sólo es posible en la distancia. Es la diferencia entre nosotros y los auténticos viajeros. Los auténticos viajeros se sumergen en el extranjero, se hunden en ello, se igualan a ello, adquieren el color de lo extranjero. Nosotros somos turistas, como máximo buscamos algo raro, algo picante que podamos contar después".

Saludos

María dijo...

Raro, deben estar todos viajando.Nada, nadie escribe nada....
!Díos, cómo echo en falta algún programa nuevo!.
En fín, visto lo visto,dejo una simple nota de agradecimiento:estoy disfrutando muchísimo con "El Consuelo" (!qué placer de lectura y más cuando me estoy pasando las navidades en un hospital!.Es la única manera de escapar, de salir, de viajar....(las uvas me supieron a gloria leyéndolo)
Gracias Ítaca, me lo recomendaste fervientemente.Estaba deseando decírtelo y, hoy, en una escapadita a casa,he podido.

Anónimo dijo...

Hola María
Pues sí, parece que todos, excepto algunas, están de viaje. Y yo esperando a que cuenten algo...jaja!!
Feliz Año y ánimo, mucho ánimo. Sé bien lo que es "estar" en hospitales...En fin, lo dicho: Feliz Año, felicidad para todos...

Decía, dijo López Aranguren que "(...)Para recibir el don de la felicidad el talante más adecuado es, pues, el desprendimiento: no estar prendido a nada, desprenderse de todo. La felicidad, como el pájaro libre, no está nunca en mano, sino siempre volando. Pero tal vez, con suerte y quietud por nuestra parte, se pose, por unos instantes, sobre nuestra cabeza...

Ánimo María y muchos besos.

ÍTACA

Anónimo dijo...

Ah, María, y prepárate porque después de mopmentos difíciles te viene una avalancha de alegrías, alegrones, risas, oportunidades, golpes de suerte, viajes, personas nuevas, personas conocidas renovadas jaja!!, momentos de sosiego, ratos de sillón, tiempo para leer, copas con amigos, tardes de compras, chocolates con churros, sorpresas, sosiego, tranquilidad, fiesta, nuevos libros, nuevas canciones, nuevos programas...¡Venga!, ¡deséalo, vamos a desearlo!

¡¡Ánimo!!

ÍTACA

Alberto San Segundo dijo...

Gracias, anónimo comentarista, por tu amable participación y por tu estupendo texto 'viajero'. Espero que sigas interesado por los programas y ello te lleve a continuar colaborando en el blog.

Y a vosotras, Ítaca y María, no puedo deciros nada nuevo. Comienza otro año y seguís ahí, alimentando el blog con vuestras reflexiones, con la expresión de vuestros deseos, con la manifestación de vuestro entusiasmo... y con vuestras citas, vuestros libros, vuestras palabras, vuestra ilusión. Gracias sinceras, resulta muy estimulante hacer el programa cuando sabes que su recepción va a ser tan cariñosa. Gracias y espero que este nuevo año os permita, en la parte que me toca, disfrutar con emisiones 'deslumbrantes'. (Tengo ya 'pensadas' unas cuantas: sobre el papel...¡son tan bonitas! Confío en que, una vez realizadas, puedan apasionaros).

María dijo...

Esas palabras de aliento saben a marrón glacé, bombones de chocolate con licor, champagne francés (lo siento)y hasta charlas imaginarias.
!Tanto por deciros!. Gracias