domingo, 4 de enero de 2009


... Y MÁS VIAJES...


Aún no han acabado las vacaciones y, por ello, seguimos viajando. Os dejo, pues, para acompañar estos últimos días de vuestros respectivos periplos navideños, otro programa con música festiva y alegre, acorde con el espíritu entusiasta y feliz propio de toda aventura viajera. En la emisión que ahora 'cuelgo' aquí, que salió al aire a finales de junio de 2007, nos desplazamos, aunque sólo sea de modo virtual -a través de las canciones- al Brasil de Carlinhos Brown, al Malí de Amadou y Mariam, con el aroma hispano-francés que aporta la presencia de Manu Chao, a la Cuba del Buena Vista Social Club, a la Francia de Les Rita Mitsouko, al México de Celso Piña y su ronda Bogotá, a la Argelia de Souad Massi, a la Gran Bretaña, teñida por influencias libanesas, de Mika, a la Nueva Zelanda de Te Vaka, al Pakistán de Akhian Ni Akhian, a los Estados Unidos, relativamente afrancesados, de Balfa Toujours y al Cabo Verde de Sara Tavares.

Los textos son también reflexiones en torno al viaje, a sus encantos, a su fascinación, a su magia, a la irresistible atracción que ejerce sobre casi todos nosotros. Textos escritos por Edgar Telles Ribeiro, Melania Mazzucco, John Maxwell Coetzee, Michel de Montaigne, José Manuel Caballero Bonald, Pierre Foglia, Javier Cercas, Enrique Vila-Matas, Agustín de Hipona, Josep Pla y Hari Kumzru.

Os dejo igualmente algunos vídeos para que la sensación de desplazamiento, la emoción del viaje, la atmósfera aventurera os resulten más 'reales'. Son dos actuaciones en vivo, de Sara Tavares y del Buena Vista Social Club, respectivamente, en las que se ofrecen versiones algo diferentes pero también espléndidas de las canciones que suenan en el programa, y un 'clip' del Senegal fast food de Amadou y Mariam con todo el ambiente de las ciudades africanas.









Viajar 2007

3 comentarios:

María dijo...

¿Lo habrás colgado por compasión?.
Bienvenido, viajero!!!.
Ha sido un buen regalo, mejor que el "concierto de año nuevo" en Salamanca.
ESTOY DISFRUTÁNDOLO , aún no he terminado de escucharlo y ya estoy mandandote respuesta.
¿regalo de Reyes para tu Club de Buscandoleones...?
Aquí seguimos: gracias.

María dijo...

"Recordar sin desgarro ni melancolía,suave y armoniosamente,las cosas agradables que te hayan sucedido este año,como quien sale al huerto de atrás a recoger los frutos que ha dado cada estación,puede ser un ejercicio necesario de supervivencia cuando todo parece que se desmorona a tu alrededor.No pasa nada por ponerse tierno alguna vez.Al fin y al cabo a Bogart se le perdonó que se emocionara al oir de nuevo el piano de Sam.Pese a todo,no se te habrán negado ciertos momentos de felicidad en medio de la ruina general.El placer de la lectura de un libro apasionante durante una convalecencia te recordó aquellos días de la niñez en que el sopor de la fiebre se llenaba de piratas y aventureros.Seguramente habrá habido también este año algunas mañanas de primavera en que te has sentido feliz sin saber por qué, tal vez porque te bastaba con que el sol estuviera en la ventana para salir a pasear y que te obedeciera tu perro.Tampoco habrás olvidado el viaje que hiciste durante el verano.Abriste el mapa,señalaste un punto azul y de la yema del dedo surgió una ciudad,una isla,una playa unida al nombre de una amiga,de un compañero,de un viejo o nuevo amor con el que te pusiste en camino..Dulces fueron aquellas tardes en que la discusión acalorada se estableció en torno a una copa sobre el tema que no importaba nada,salvo el gusto por llevar la contraria para demostrar que te sentías vivo y en plena forma con toda la inteligencia bombeando sangre en las sienes y después sucedía el silencio con un poco de música en la que siempre estabas de acuerdo.Probablemente habrán sucedido algunos desastres en tu vida.El puesto de trabajo sigue estando en el aire,te han rechazado algunos proyectos en los que te habías embarcado,la desconfianza que genera la crisis ha terminado por calarte los huesos y parece que en el horizonte se ha instalado un muro que no vas a poder saltar.Pero la vida es como un concierto de Mozart * en que las malas noticias hay que recibirlas en el interludio.Cualquier golpe duro en ese momento puede ser diluido en la memoria con el movimiento más excelso de la partitura que has oído y después quedará la segunda parte para que un solo de clarinete te haga olvidar por un instante cualquier desgracia.

* Lástima que Manuel Vicent no conozca Buscandoleonesenlasnubes, seguro que lo habría nombrado en esta columna de El País del domingo 28 de diciembre y que transcribo hoy para aquellos que no tuvieron oportunidad de leer.Tambien porque me siento Anouk o Kate o porque como cantaba Baloo a Mowgli: No hace falta mucho para ser feliz.
!Oh,no!.No hace falta mucho para ser feliz

Anónimo dijo...

Gracias María, genial esta columna.