martes, 22 de septiembre de 2009


LEONARD COHEN EN OTRAS VOCES

El tercer programa de Buscando leones en las nubes dedicado a Leonard Cohen, que se emitió ayer, después del susto del concierto en Valencia y en el mismo día de su cumpleaños, da la voz a otros intérpretes que recrean, en formidables versiones, algunas de las canciones del canadiense. Hay decenas de músicos pertenecientes a países, generaciones y estilos diversos que reconocen el magisterio y, en cierto modo, la autoridad de Leonard Cohen y que han querido, por ello, a lo largo de varias décadas, rendirle homenaje haciendo propias las canciones del prolífico y veterano cantautor.

En el programa de ayer han sonado Don Henley, Trisha Yearwood, Tori Amos, Aaron Neville, Peter Gabriel, Billy Joel, Suzanne Vega, Jann Arden y Willie Nelson, en interpretaciones contenidas en un disco de 1995, The tower of song: The songs of Leonard Cohen, que incluye, aparte de las canciones emitidas, versiones de Elton John, Sting, Martin Gore (miembro de Depeche Mode) y Bono, en una prueba de la variedad de sensibilidades musicales tocadas por la magia de Leonard Cohen.

En la sección de vídeos os dejo una algo oscilante pero magnífica Tori Amos haciendo, en un concierto en Albany en 2007, una recreación necesariamente triste pero conmovedora de Famous blue raincoat, la canción que más me gusta de Leonard Cohen. En segundo lugar, una filmación extraída de esta su reciente gira en la que las Webb Sisters, que le acompañan en sus conciertos, bordan en una interpretación delicadísima, la estremecedora If it be you will. A continuación, una actuación, grabada en el Joe’s Pub de Nueva York en abril de 2007, en la que Leonard Cohen canta con su colaboradora durante muchos años y ahora excelente cantante en solitario, Anjani Thomas. Por último, otra maravilla, Ain’t no cure for love, también en directo, en Moncton, Canadá.




Leonard Cohen en otras voces

10 comentarios:

Víctor Núñez dijo...

Hermosas letras, grandiosas versiones...

Anónimo dijo...

Genial!!! Precioso!
Me rindo ante estos programas, me invade el genio que hay dentro de ellos...
Me encantan, Alberto me he vuelto a enganchar. Eres un "encantador"...o algo así. Aunque a temporadas me desenganche, vuelvo... Y volver, volver, volver...

Alberto San Segundo dijo...

Gracias una vez más por vuestros entregados comentarios. Celebro que os gusten los programas. Espero que sigáis 'enganchados'.

El encantador (de serpientes)

Anónimo dijo...

Muy chulo el programa. ¡Qué voy a decir que no haya dicho en otros comentarios! Sigo el programa, me relaja y sobre todo me entusiasma. Quizás llegue a ser la recarga de las baterias para la semana.

Muy chulo dos de los libros que recomendastes en el programa de Onda Cero este verano... me encantó "Fueras de serie", pero sobre todo "cineclub".

Ansío el encuentro

Maria dijo...

¿en que programa de onda cero?¿a que hora se emite?

Anónimo dijo...

Se emitía , María. El programa al que se refiere Ansío el encuentro, se emitía. Los domingos de Julio creo recordar.
Ahora bien, supongo que el dueño del blog podrá informarte mucho mejor que yo. Quizá pueda contarte algo más...
Un saludo

Anónimo dijo...

María, ¿no fue tuyo el comentario de "las etapas van cumpliéndose, de cero al infinito, buscando leones...? , ¿o eres otra María?

María I dijo...

Contesto sorprendida a cuanto acabo de leer.
No entiendo nada, pero yo esa María no soy, lo juro.
!Tanto anónimo, tanto anónimo! A ver si daís nombre o tendré que cambiar el mío.
!Claro que hice aquel comentario! y aunque no leyera ninguno de los libros que señala Ansío el momento,confieso que anoté títulos que se perdieron por algún lado : el verano es anárquico y pocas veces cumplo mis propósitos (a veces viene bien abandonarse)
Por cierto, Alberto, sigo escuchando tus programas.

Un saludo a todos. María I

P.D.(iba a decir María II, pero no, creo que lo tengo merecido por antigüedad;je, je)

Alberto San Segundo dijo...

Hola a todos.

Intervengo de nuevo movido por vuestros comentarios en esta entrada.

En primer lugar, dejadme agradeceros de nuevo a todos (los que intervenís y los que sólo os descargáis los programas) vuestra participación, siempre tan amable y comprensiva. Gracias sinceras una vez más.

En segundo lugar, querría sumarme -modestamente- a la propuesta de María (María I o María 'la clásica', podríamos decir, pues ha estado aquí desde antes incluso de que esto existiera). Partimos de la base de que internet es el reino de la libertad, por lo que cada uno puede hacer (y de hecho hará) lo que le apetezca... pero no estaría mal que quienes participáis en el blog lo hiciérais con algún elemento definitorio, sea el nombre auténtico o un nick que preserve la intimidad. Y ello no sólo por facilitar la identificación y evitar malos entendidos del estilo del de las dos Marías, sino porque -creo (insisto, aquí todo es discutible, cada uno tiene sus razones y hace bien en obrar según ellas)- parecería lógico que se asumiera, para bien o para mal, la responsabilidad de lo que se escribe y opina. En fin... vosotros veréis...

(sigo en un próximo comentario, el sistema no me deja extenderme demasiado)

Alberto San Segundo dijo...

... continuación...

Por último, debo intervenir también para aclarar la historia de Onda Cero. Aparte de Buscando leones en las nubes, que sale al aire, como bien sabéis, en Radio Universidad, emisora pública de la Universidad de Salamanca, lo que significa libertad (casi) total, facilidades para hacer los programas que uno quiere, ausencia de limitaciones a la hora de elegir temática, programar canciones, escoger enfoques, etc..., además, digo, tengo dos pequeñas colaboraciones semanales en Onda Cero (ahora hablamos de una emisora privada: limitaciones de tiempo, planteamientos centrados en la audiencia, huída de esquemas radiofónicos arriesgados, dictadura de lo comercial, dinero, dinero, dinero... pero, pese a todo, gente maja... la gente, la empresa ya es otra cosa). Ambas seccioncitas (así las llamaré, pues no pasan de eso) son semanales y se emiten exclusivamente en Onda Cero Salamanca.

Os cuento (para quienes seáis de aquí). Los lunes, sobre las siete y cuarto de la tarde, aparece La isla de la poesía (por cierto, hay un blog, salmantino, por más señas, del mismo nombre... pero yo empecé bastante antes... no descarto incluso la influencia -inconsciente, por supuesto- del nombre de mi programa en la denominación de la página). Es un espacio muy breve. En él me limito a leer un poema, del que doy, tan sólo, la referencia de título y autor, además, claro, de la lectura del texto. Los miércoles, a la misma hora, y durante ocho o diez minutos, presento un libro. El programa se llama Todos los libros un libro, título con evidentes reminiscencias cortazarianas. Se trata de una sección más convencional en la que hago una reseña de un libro: hablo del autor o del argumento o de la estructura o de los personajes o de todo ello junto... Además, para terminar la sección, leo siempre un fragmento significativo del libro reseñado. Éste puede ser una novela o un poemario o un ensayo o una colección de cuentos... en fin, lo acostumbrado en este tipo de emisiones.

Por otro lado, en verano y navidades, cuando las grandes figuras de la cadena (Julia Otero, Carlos Herrera y otros) se van de vacaciones, llaman a los segundos espadas (a mí me tienen de banderillero, aunque a veces pienso si no me considerarán el toro) para sustituirlos en los programas nacionales. Así, en un magazine que se llama Del cero al infinito suelo aparecer recomendando libros, en un formato algo distinto: la presentadora del espacio, la periodista salmantina Pilar Díez (muy maja y profesional) charla conmigo de modo distendido (en el supuesto de yo sea capaz de hacer algo distendido) sobre tres o cuatro libros que presento en cada programa. Estas últimas temporadas la emisión salió en las tardes de los domingos y, en este caso, como os digo, con alcance nacional.

Mi intención, si lograra liberarme algún día de mis muchos quehaceres profesionales (recordad que la radio es para mí una afición, yo me gano el sueldo como profesor), es colgar en un blog paralelo a éste todos los poemas y todas las reseñas emitidas (los conservo, en word los guiones, y en mp3 los archivos correspondientes a las emisiones radiadas... llevo ya bastantes más de cien en cada una de las categorías...)... pero, por ahora, mi trabajo me lo impide...

En fin, gracias de nuevo por vuestra participación y disculpad mis, una vez más, excesos de locuacidad.