martes, 2 de marzo de 2010


WOODY ALLEN

Casi todas las temporadas Buscando leones en las nubes dedica un programa al cine coincidiendo con la ceremonia de entrega de los Oscars de Hollywood. El programa de ayer continúa esa pauta ya arraigada en nuestras costumbres, un ritual que año tras año se repite ofreciendo distintas aproximaciones musicales y literarias al universo cinematográfico en paralelo a esa otra rutina, ésta fastuosa y con repercusión mundial, que transcurre a partir del deambular, casi siempre rutilante, de las celebridades hollywoodienses por la alfombra roja del Kodak Theater de Los Ángeles.

El protagonista absoluto de la emisión de este año es Woody Allen, uno de mis directores favoritos, a quien he escogido como centro de ambas vertientes del programa, la referida a los textos y la vinculada a las canciones. En el primero de los ámbitos, el literario, escucharéis, si os decidís a adentraros en el programa, algunas citas de sus libros y, sobre todo, de sus películas, algunos fragmentos memorables, algunas reflexiones hilarantes, algunas líneas de diálogo inolvidables, algunos agudísimos juegos verbales; geniales manifestaciones, todos ellos, de su vivísimo ingenio y su fecunda inteligencia creadora y, sobre todo muy descriptivos también, de su ideario personal, de su pensamiento, de su peculiar modo de entender la existencia. Son textos que he espigado de un puñado de libros excelentes que os recomiendo, pues además de resultar indispensables para un mejor conocimiento de la personalidad y la obra de Woody Allen, son muy interesantes en sí mismos. De Linda Sunshine, Woody Allen en imágenes y palabras, publicado por Ediciones B en 1993. De Pep Aixalà, Todo sobre Woody Allen, que dio a la luz la Editorial Océano en 2001. De Eric Lax, el mayor experto del mundo en el genial director judío, dos obras maestras, Woody Allen. La biografía, que yo he leído en un volumen de 1991, publicado por Ediciones B, y Conversaciones con Woody Allen, más reciente, de 2008, debido a la Editorial Lumen. Por último, El universo de Woody Allen, publicado por Ediciones Notorius en 2008, y en el que varios autores realizan aproximaciones diversas y muy completas al mundo del magistral director.

Para un mejor acercamiento a la personalidad de Woody Allen he querido recrear la atmósfera habitual de sus películas, seleccionando piezas presentes en algunas de sus obras cinematográficas. El jazz, sobre todo el de los años cuarenta y cincuenta del pasado siglo, omnipresente en sus filmes, ocupa de este modo el centro de la emisión, con canciones en su mayor parte muy reconocibles y, en cualquier caso, muy fácilmente identificables, de muy sencilla asociación al universo del neoyorkino. Así, han sonado, en una selección estupenda, Body and soul interpretada por el Benny Goodman Quartet. My ideal, con Art Tatum y Ben Webster, Two sleepy people, con Earl Hines, Moonlight serenade en la versión de la orquesta de Glenn Miller, Did I remember en la voz prodigiosa de Billie Holiday, Poor butterfly con Red Nichols y su orquesta, When your lover has gone, interpretada por otra orquesta, la de Bert Ambrose, Dream a little dream of me, un clásico de los sesenta, en versión admirable de Ella Fitzgerald y Louis Amstrong, Moonglow, excelente en el clarinete de Artie Shaw, I’m in the mood for love, con el formidable piano de Errol Garner, You made me love you en la versión de Harry James, el clásico Caravan con la orquesta de Bunny Berigan, y una insólita All my life en la voz algo desmañada de Julia Roberts.

Las películas de cuyas bandas sonoras he elegido las piezas escuchadas han sido, por orden de aparición, Días de radio, Septiembre, La maldición del escorpión de jade, Stardust memories, Celebrity, Balas sobre Broadway, Poderosa Afrodita, Deconstruyendo a Harry, Alice, Misterioso asesinato en Manhattan, Hannah y sus hermanas, Sweet and lowdown y Todos dicen I love you, en una muestra espero que suficientemente representativa de las preferencias musicales de Allen, desperdigadas aquí y allá (con una unidad de estilo, sin embargo, admirable) por toda su extensa y vigorosa filmografía.

En la muy socorrida sección de vídeos (pues permite completar estas siempre algo superfluas entradas) Woody Allen vuelve a ser el único protagonista, en pequeños fragmentos de sus películas e incluso algún monólogo o una entrevista televisiva, en los que brilla su proverbial ingenio. Espero que, como a mí, despierten vuestra sonrisa; más aún, desaten vuestras carcajadas.

PD.- Observo ahora, mientras redacto esta entrada, que una molesta (y en cualquier caso no querida) publicidad asalta las pantallitas en las que habitualmente ofrezco los vídeos correspondientes a cada emisión semanal. Intentaré hacerla desaparecer. De resultar inevitable (las innobles estrategias de los mercaderes en internet suelen ser difíciles de contrarrestar)... se acabaron los vídeos (al menos en este formato) en Buscando leones en las nubes.




Woody Allen

6 comentarios:

MARIO dijo...

Estupendo post.Siempre me ha llamado la atencion como se ha menospreciado la pelicula SETIEMBRE cuando se habla de la musica de las peliculas de WOODY,cuando precisamente un disco con ese titulo da lugar a todo el film.Aprovecho para invitarte a ti y a tus lectores/oyentes a escuchar buena musica en LOS CAMINOS DEL JAZZ en RADIO UNIVERSIDAD los lunes a las 7 de la tarde.Saludos.

Víctor Núñez dijo...

Buen programa, me encanta este tipo, increible Woody!
Enhorabuena de nuevo tanto por la elección de los comentarios como por la música.

Saludos a tod@s.

Pdta. estupendo el monólogo del alce!

Alberto San Segundo dijo...

Hay uno de esos chispeantes diálogos de Woody Allen (quizá sea un monólogo; en realidad siempre son monólogos, lo suyo es siempre un monólogo ininterrumpido) que utilizo reiteradamente en mis clases. Cuando, hablando de la exposición o defensa públicas de una tesis, un proyecto o una conferencia, quiero ilustrar la idea, a mi juicio esencial, de que la argumentación entera que se sustenta en esa exposición, la lógica completa del discurso, debe poder ser formulada en una línea de fuerza central, una idea principal poderosa y clarificadora, breve y directa en cualquier caso (aunque luego, necesariamente, deba ramificarse y completarse), cito a Woody Allen. "Estoy haciendo un curso de lectura rápida. Ayer leímos Guerra y paz en quince minutos... Va de Rusia".

En fin, valga este larguísimo y por lo tanto contradictorio elogio de la brevedad para justificar lo escueto de mi comentario de agradecimiento a Mario y Víctor.

Al primero de ellos, Mario, por entrar, por primera vez, creo, en este espacio, y de un modo tan amable, además. ¡Pasearemos, no lo dudes, por esos Caminos del jazz que se prometen interesantísimos!

Con respecto a Víctor sólo cabe reiterar mi satisfacción por su asidua y siempre comprensiva y entregada presencia aquí. Gracias, una vez más.

Y a todos los demás, a los que escucháis las emisiones, os las descargáis, me enviáis vuestros comentarios al correo electrónico del programa... incluso a los que no hacéis nada de ello... gracias también.

Un saludo a todos.

PD.- Ya véis que no he sido capaz de refrenar mi verborrea. Al final he acabado por hablar de Natasha Rostova... y si me dejan, os cuento la batalla de Austerlitz enterita... en fin...

"salakot" by Carlos Montenegro dijo...

Woody escoge la música de su película casí tan bien como tú. Siempre he pensado que tenéis mucho en común además del cada vez mayor parecido físico.
Pues yo de pensamientos de este gran filosofo y director de cine se me vienen a la cabeza dos uno, creo que de Bananas en el que en sintesis decía que no le importaría ser gobernado por un dictador que le diera todo lo que necesita -a mí tampoco-.
De la última cuando afirma que Dios es gay y ante la cara de estupefacción de la jovencita empieza...
"Sí, sí... claro, un dia la luz, luego los peces y los pájaros, la tierra y los mares... ...un decorador"
(Mis respetos a la esencia creadora por encima de las formas, los sexos y los chistes sin duda)

Anónimo dijo...

"Las relaciones humanas son irracionales,locas y absurdas pero..."
http://www.youtube.com/watch?v=8m-tf_ofhfU

Alberto San Segundo dijo...

¡¡Qué bueno es Woody Allen!! ¡¡¡Y qué maravilla Annie Hall!!!

Gracias