martes, 28 de octubre de 2008


JAPÓN

Durante este ya casi extinto mes de octubre, en el Centro Cultural Hispano Japonés de Salamanca, se ha exhibido (aún quedan unos días), con el título de Imágenes del Japón, una muestra de fotografías realizadas por Carlos Montenegro y que tienen al país nipón como referente central. Carlos Montenegro, además de amigo personal, viajero apasionado y gran conocedor del Japón, en donde ha estado en cerca de una decena de ocasiones (en la última de las cuales hizo para mí de amable, ilustrado y muy instructivo cicerone, facilitándome el descubrimiento de un país en sí mismo fascinante, pero que sin él lo hubiera sido menos), tiene un excelente gusto y un muy buen ojo fotográfico, de modo que la exposición, para quienes aún tengáis la oportunidad de visitarla 'en directo', es altamente recomendable y permite disfrutar de unos momentos muy agradables, interesantes y entretenidos. En ella están representadas, en unas setenta estupendas fotografías, las dos grandes vertientes del complejo país del sol naciente. El Japón ancestral, con sus parques, sus jardines, sus templos, con la pervivencia de costumbres y rituales, de ceremonias, de vestimentas. Y también el Japón más moderno y avanzado, con sus rascacielos, sus calles atestadas, sus personajes exóticos, sus neones, sus futuristas tecnologías...

Mi pequeña aportación personal a la magnífica exposición fotográfica la constituye una decena de haikus, la más conocida de las formas poéticas tradicionales japonesas, seleccionados por su vinculación (a modo de contraste o confrontación, espero que enriquecedora) a las imágenes exhibidas.

Con ocasión de esta exposición, Buscando leones en las nubes dedica dos programas al mundo japonés. En la parte literaria de cada uno de ellos se ofrece una serie de haikus extraídos, la mayoría, del completísimo El libro del haiku, publicado por Alberto Silva en la editorial Visor. El contrapunto musical lo ponen algunas piezas interpretadas, claro está, por artistas japoneses, pero pertenecientes a tradiciones musicales no necesariamente autóctonas del archipiélago nipón. He escogido así una muestra variada que incluye música de jazz, melodías pop, canciones folk, piezas de música electrónica, sonidos tradicionales... y hasta alguna representación de la música clásica contemporánea. He elegido piezas lentas, intimistas y con un punto, en general, de melancolía, muy conveniente para degustar la profundidad y la capacidad de evocación de los haikus. En cualquier caso, el resultado es, pese a la aparente heterogeneidad de la mezcla, inequívocamente japonés y representativo de la variada escena musical nipona. Quiero agradecer a mi amiga portuguesa Sara Passos, experta conocedora de la música contemporánea (y también de la no contemporánea), sus imprescindibles sugerencias, hechas desde Viseu; sin ellas no hubiera podido completar los dos programas.

Dejo aquí, hoy, la primera de las dos emisiones, que salió al aire ayer mismo. Los haikus leídos en ella se deben a algunos de los grandes clásicos japoneses en este género literario: Raizan, Chiyo-jo, Shiki, Kigin, Yaba, Issa, Kikaku, Buson, Jôsô, Bâsho, Taigi y Shôha. Las piezas musicales las interpretaron Masakazu Yoshizawa con Kokin Gumi, Susumu Yokota, Hajime Chitose, los Yoshida Brothers, Popoyans, Hiroko Kokubu, Takashi Hirayasu con Chuei Yoshikawa, Ryouko Moriyama, Miyuki Nakajima, Yoko Kanno, Chikara Tsuzuki y Oki. La semana próxima, tras la emisión radiofónica del lunes que viene, os ofreceré la segunda edición de la miniserie japonesa de Buscando leones en las nubes.




Japón I

15 comentarios:

indiosverdes dijo...

Muy bonita y relajante selección.
...Y gracias por tu ayuda.
Carlos

Xana dijo...

Un lujo, escuchar esa otoñal selección, tanto por la estación como por la melancolía de sus temas, para esa hora sosegada de la noche....
Una conducción maestra y esa dicción nipona sorprendente :)) han ganado una adepta para el futuro, Alberto

Alberto San Segundo dijo...

Gracias a ti, Carlos. Sin tu exposición, sin tus fotos, quízá no hubieran salido los programas sobre el Japón, y de haberlo hecho no hubieran tenido esta dimensión ni este alcance.
Y Xana, gracias también a ti por tus amabilísimas palabras, aunque detecto cierta ironía malévola en la referencia a mi 'perfecto' japonés (yo así he entendido lo de 'sorprendente', como sinónimo de 'perfecto'). Gracias, de verdad, tus apreciaciones me dejan muy satisfecho y con ganas de hacer más y mejores programas...

ANSÍO EL ENCUENTRO dijo...

Interesante, relajante, gran paz produce tu buena selección para la época en la que estamos. Yo también soy adepto a "buscar leones en la oscuridad". Gracias por el trabajo.

ojovo dijo...

Bueno lo de Japón me ha dejado temblando, no conocía los kaikus, me encantaron, y me resultaron muy familiares, si se puede decir así.
Me quedo con el de "Soy un hombre que avanza en compañía de las nubes";
me ha inspirado para, cambiándolo una miaja, crear mi propio kaiku para el programa : "Soy un hombre que busca leones en las nubes". ¿Bonito, no?
Estos japoneses, qué jodíos. Por cierto, la música muy bien, algo difícil quizás de memorizar a la hora de pedirla en una tienda pero bueno,
excelente pronunciación japonesa Alberto, con sus palitos perfectamente silbados cuando hay que silbarlos y todo, muy bien, ¡sayonara!
Esperamos 2ª parte!

María dijo...

Plácida y relajada me marcho a dormir, después de esa atmósfera lánguida que deja el rastro de tu voz !qué delicadeza en estos kaikus!.
"Se van las voces, pasada la medianoche,se queda el frío.
Habrá que dar las gracias a Carlos por enseñarte el Japón , por mostrárnoslo.
P.D. ese japonés tuyo es para matrícula.

Alberto San Segundo dijo...

Hola a todos, María, Ojovo, Ansío el encuentro.

Os agradezco vuestro seguimiento, vuestro humor (Ojovo, como siempre, genial), vuestra amabilidad, vuestra comprensión (irónica comprensión) con mi inexistente y pese a ello voluntarioso japonés. Gracias.

Pero me dejaréis que, por una vez, os regañe. ¡Tenéis que escucharme con más detenimiento! (si cabe, con lo esforzados que os mostráis). Pero aceptando que os gusten los kaikus (me da que son unos yogures, o algo así), en mi programa leí haikus (no tienen Omega 3 ni Casei Inmunitas, pero son también muy 'nutritivos'). Por otro lado, Ansío el encuentro, me parece magnífico que busques leones en la oscuridad... yo soy algo más luminoso, los busco en las nubes...

En fin... tonterías (que mi espíritu obsesivo y puntilloso me impide dejar pasar), pero minucias al fin, comparadas con vuestra entrega, vuestra simpatía y vuestra dedicación... Espero seguir haciendo programas que no os defrauden...

María dijo...

Realmente debemos hacer ese curso de japonés, o leer tu entrada en lugar de escucharte mal como nos dices.
Tienes toda la razón.Tienes un gran humor (ya te lo dije en otro momento), me agrada.En fín, perdona a tu audiencia,Alberto.
Por cierto, hoy es el Día de la Radio. Dentro de unos momentos, a las 9 de la noche, todas las emisoras emitiran "La Guerra de los Mundos" de Welles. Os animo a escuchar esa emisión. posiblemente muchos seguidores de Buscandoleones,no lo conozcaís.
ME MARCHO A ELLO HACIENDO BUÑUELOS DE VIENTO.
p.d. si pudiera colgarlos, os los ofrecería . UHMmmmmmm, ricos, ricos.

Anónimo dijo...

Hoy, al mirarme al espejo he visto mis ojos más rasgados y noté que caminaba con pasos breves como si mis pies hubiesen menguado. Gracias, Alberto.
Por cierto ¿A qué huele Japón? Soy Julia.

Alberto San Segundo dijo...

Hola Julia
Gracias por tus palabras. Ojalá un programa de radio pudiera lograr tales transformaciones... qué bonito.
¿El olor de Japón?, te dejo (sin respetar la métrica) un haiku, de Bashô:
De qué árbol florido, qué sé yo.
¡Pero qué olor!

María dijo...

Pues los buñuelos no quedaron tan ricos como otros años, ni hubo "Guerra de los Mundos" salvo para espectadores directos, ni kaikus nutritivos....de ahí que vuelva a estos programas que son la mar de gratificantes.
Se me ocurre, después de repasar los haikus(que son como Misceláneas)si se te ha pasado por la cabeza insertar, entre pensamientos propios o literarios, músicas, fragmentos de compositores clásicos¿sería posible?.
Ya nos contarás. Saludos, buen fin de semana en los cielos.

Anónimo dijo...

Fragmentos de compositores clásicos...uhmmmmm ¿Clásico-contemporáneo te valdría, María? Quiero decir, por ejemplo el piano de Ludovico E.
¿Escuchaste los programas que Alberto dedicó a Malí? La música de Ludovico Einaudi, genial. El diálogo entre su piano y la kora de Ballaké Sissoko...en la sombra de un árbol de henna...
Y los textos que no lo recuerdo bien) de Cita en Tombuctú, creo.

Seguro que Alberto colgará algún día estos programas, ¿verdad?

saludos a todos.

Ítaca

Alberto San Segundo dijo...

En fin... la música clásica. No tengo ni idea de música clásica, no me atrevo a seleccionar una determinada pieza, no tengo criterio... Mi formación musical (si a esto se le puede llamar formación musical) tiene que ver con la música popular, en su acepción más amplia, que incluye el pop, el rock, el jazz, el country, las mal llamadas músicas del mundo... No me atrevo, pues, a adentrarme en territorios que ignoro.
Ahora bien, a Ludovico Einaudi sí que lo conozco, y me entusiasma, y como la amable Ítaca (que demuestra ser una exquisita conocedora del programa, de su pequeña y modesta historia) vuelve a hacer una petición... pues la atenderé con gusto. En fechas próximas colgaré las dos emisiones de 'Cita en Tombuctú'... esperando que a todos os gusten tanto como a ella.

María dijo...

Está comprobado que tienes enchufe(querida Ítaca). No, no escuché sos programas pero que habrá oportunidad de escuchar.
Dudo que Alberto no tenga criterio para la clásica teniendo tanta sensibilidad pero, en fín,habrá que recibir lo que nos ofrezca con la misma certeza de que nos conmoverá.
Gracias a ambos.

Anónimo dijo...

Por la pequeña maravilla, y a modo de broma:
Por tropecientos mil euros el bolso, yo contrato a Santaolalla,Mark Knopfler y Loreena McKennit jaja!!!

En serio, es genial. REalmente maravilloso.