viernes, 10 de octubre de 2008




RAYMOND CARVER Y TOM WAITS


El próximo día siete de diciembre, Tom Waits cumple cincuenta y nueve años. Desde esa fecha, y durante todo un año, hasta (obviamente) el siete de diciembre de 2009, fecha de su sexagésimo aniversario, Buscando leones en las nubes va a ofrecer una serie de programas monográficos dedicados a difundir la música, las letras, las opiniones, la biografía del excepcional músico de Pomona (California). A medida que esos programas vayan saliendo al aire los iré colgando en esta página.

Mientras tanto, quiero presentar las dos emisiones que hace unos años dediqué al genial músico californiano, en las que lo presenté en un juego de contrastes, que me pareció muy sugestivo, con el también extraordinario cuentista y poeta Raymond Carver. En el caso de Tom Waits ambos programas recogen canciones de su hasta ahora último (triple) álbum, Orphans. De Raymond Carver leí poemas de su antología Todos nosotros, publicada por Bartleby Editores.

A mi juicio, tal y como señalo en la presentación de esos programas, los dos artistas tienen muchos parelelismos: comparten existencias rotas, peripecias vitales borrascosas, permanentes inestabilidades personales y profesionales, brutales inmersiones en las devoradoras fauces del alcohol, fracasos sentimentales, bancarrotas, peligrosos coqueteos con los márgenes de la sociedad, y una cierta complacencia en el descenso a los abismos de la degradación humana, la soledad y la desesperanza. En ellos hay también, sin embargo, la búsqueda del sentido, el intento del amor liberador, el deseo, el sueño de una existencia pacífica y realizada. Y en ambos casos, en las obras de ambos, hay pasión, intensidad, emoción, lucidez, belleza y verdad, estremecedora belleza y descarnada verdad.

Espero por todo ello que estas dos emisiones de Buscando leones en las nubes sirvan como anticipo e invitación al singular universo de Tom Waits y a la magnífica obra de Raymond Carver.




Raymond Carver/Tom Waits I


Raymond Carver/Tom Waits II

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola,
Soy Ítaca de nuevo. La de la petición de Morrison-Joyce, la del poema de J.L. García Martín, la de las alusiones el genial y, para mí, un tanto irreverente Laughlin, la de la canción de U2...Como véis, una fan incondicional, por ahora, de Buscando leones en las nubes.
No leo ningún comentario en este espacio, por lo que quiero animaros a que disfrutéis de Carver y Waits si aún no habéis escuchado estos programas.
Alberto, me sigo quedando con tus presentaciones. Alguien más lo ha manifestado. Y seguro much@s más que no escriben. Lo sabemos. Somos muchos, jeje!!!

maria dijo...

A este paso habría que constituir el Club de los buscandoleonesenlasnubes o,¿cómo podríamos llamarnos?.
Sólo quiero agradecer a Ítaca el que colgaras a Morrison y Joyce.!!qué decir de Caver y Waits!! ¿hay tanta diferencia en estos 4?.Seguro que ellos tambíén entrarían en este Club de soñadores

ignatiusmismo dijo...

Hola,

No estas solo.

Inspiras sosiego.

Y me has emocionado.

Bien hallado.

Anónimo dijo...

Hola María,
Tienes razón, los cuatro son geniales. pero me sigo quedando con Morrison, adoro a ese señor, y con Joyce, que no me gustaba tanto hasta que escuché el programa. Ay! lo que me gusta que me lean...
Sigo pensando en cómo podríamos llamarnos...
¡Es genial encontrar sensibilidades afines! ¡Genial! ¡Geniall!!!!

Hasta pronto

Maria dijo...

Esto se está convirtiendo en un foro de amigos , Ja, me encanta querida Ítaca (este verano pude escuchar los cantos de sirena en Grecia y pude imaginar a Ulises...ese nombre...).Estoy de acuerdo contigo:Van Morrison es,desde hace infinidad,mi cantante favorito...como Tom Waits. A Joyce lo rencontré en Dublín el año pasado y a Carver empezaré a leerlo por gentileza de Alberto.
!Qué dicha nos espera con la sensibilidad de quien conduce este programa!.
Animaros buscadores de sueños.

Alberto San Segundo dijo...

Hola Ítaca y María
Muchas gracias a ambas por el entusiasmo... pero deberíais moderar vuestros elogios... la gente se va a dar cuenta de que os pago un sobresueldo...
En fin... gracias por vuestro seguimiento, por el interés y la dedicación... y sobre todo, por la entrega ilusionada...
Aunque fuérais las dos únicas oyentes (no hay muchos más, la verdad)... merecería la pena hacer el programa.
Hasta pronto

Alberto San Segundo dijo...

Hola Ignatiusmismo

Gracias por tu emoción y tu compañía. Celebro que te haya gustado lo que has escuchado.
Hasta pronto.