miércoles, 15 de octubre de 2008


MISCELÁNEA
Durante muchos años de mi vida he recogido frases, fragmentos, citas, referencias, versos... de los libros que he ido leyendo. Tengo infinidad de carpetas llenas de palabras ajenas, de pensamientos, de reflexiones entresacadas de los libros que me han entusiasmado. Sentí que encontraba un alma gemela cuando, hace unos años, leí a Ricardo Piglia: Me conseguí un cuaderno y empecé a anotar frases y textos de los libros que leía. Decidido a no escribir nada que yo mismo pudiera pensar, nada mío, ninguna idea propia. No tenía ideas, por otro lado, era un zombi. En ese momento empecé a llevar un diario de mi vida hecho de frases ajenas.

Esta idea, la de contar mi vida a partir de las palabras de otros, me ha resultado siempre extraordinariamente sugestiva.

Y así, en algunas ocasiones, elaboro Buscando leones en las nubes de este modo tenuemente autobiográfico, a partir de pensamientos ajenos que, de manera sutil, oblicua, trazan el perfil de mi propia personalidad. En esos casos, aligero mis carpetas seleccionando unos pocos de esos textos, y el programa se convierte en una sucesión de citas literarias más o menos heterogéneas entre las que se muestran algunas canciones que sólo a un oyente atento se le revelarán conectadas con los textos (y sólo a uno muy cercano, más aun, íntimo... conectadas con mi vida).

Se trata, por lo tanto, más allá de la presencia larvada de mis propias preocupaciones vitales en ellos, de espacios en los que no hay un hilo conductor, no existe un núcleo argumental que enlace los distintos textos, ni vincule entre sí las diferentes canciones que se emiten; textos y canciones que aparecen así desconectados, aparentemente extraños, algo perdidos como islas errantes que vagaran por mares desconocidos.

Al resultado de esa peculiar amalgama de citas literarias y músicas escogidas, de origen e intención muy diversos y aun distantes, presentada con un no muy disimulado propósito autobiográfico, yo lo llamo programas 'misceláneos'. Junto a los programas monográficos, que giran sobre un escritor en particular, un músico determinado, un libro concreto, un motivo o eje temático principal, al modo de los que ya he ido 'colgando' en la página, uno de los formatos más habituales de Buscando leones en las nubes, el más clásico y convencional, el que constituyó el referente casi único en las primeras temporadas de la emisión, es, por el contrario, éste de la miscelánea.

Con este título, Miscélanea, acompañado del número que identifica su emisión en el particular orden de Buscando leones en las nubes, iré ofreciéndoos aquí algunos de estos programas que tienen, a mi juicio, el encanto de la sorpresa, de lo desconocido, de la canción imprevista, del texto inesperado, saltando ante nosotros de un modo inopinado. Son programas hechos de fragmentos, muy propicios, por lo tanto, para una escucha no demasiado atenta ni intensa, tal y como sí exigen, creo, los que cuentan una historia articulada, los que pretenden dar cuenta de una obra, revelar el peculiar mundo de un escritor, mostrar la trayectoria de un músico.

Dejo aquí, en esta entrada, dos de estos programas, y para despertar el interés por ellos, anticipo ahora los intérpretes de las piezas musicales escogidas y los nombres de los autores de los textos seleccionados.

Marcio Faraco, Rim Banna, Teddy Thompson, Anna Nygren, David Benoit, Marketa Irglova, Habib Koité, Simone White, Lee Ritenour y el dúo circunstancial Vanessa da Mata y Ben Harper, integran la parte musical del primero de ellos. Vikkram Seth, Friedrich Hölderlin, John Connolly, Al Berto, Eduard Márquez, Nicole Krauss, Deborah Eisenberg, John Banville, John Lanchester y Harkaitz Cano, constituyen las referencias literarias de esa misma emisión.

En el segundo programa se presenta música de Sidsel Endresen con Bugge Wesseltoft, Amel Larrieux, Simone White, por segunda vez, Richard Julian, Françoise Hardy, Nancy Vieira, Anoushka Shankar con Karsh Whale, Linda Thompson, Eddi Reader, Marcio Faraco, que también repite, Mark Sholtez y Morcheeba. Los textos los escribieron Ulrich Renz, Inma Monsó, Andrés Trapiello, Juan Antonio Masoliver, Robertson Davies, Ricardo Menéndez Salmón, Antonio Soler, Pete Dexter, Paul Auster, Luis Landero, Enrique Vila-Matas y Sam Savage.

Cierro mi aportación de hoy con unas palabras de, una vez más, Ricardo Piglia. En cuanto a mí, usted quizás lo habrá notado: yo soy un hombre enteramente hecho de citas.




Miscelánea 161


Miscelánea 162

11 comentarios:

María dijo...

Antes de cualquier"Miscelánea"ya se intuía....ahora más.
Una duda ¿escuchan tus alumnos estos programas?.
Una sugerencia,por favor,pónselos en clase.

Anónimo dijo...

Ambos son una excelente mezcla. Creo que gustarán a un amplio espetro ( incluidos
alumnos).Gracias por colgarlos.

Alberto San Segundo dijo...

Hola María y anónimo
No creo que mis alumnos sepan de la existencia del blog... yo, al menos, no les he hablado de él... Aunque utilizo la música y la literatura en clase... mi dominio profesional tiene poco que ver con ambas disciplinas...
(Además, me da un poco de vergüenza...)
Gracias a ambos, no obstante, por el seguimiento y las sugerencias...

Mª José dijo...

Como un capricho o como una broma....eres capaz de encontrar una nube con forma de león ¿Cómo es posible?.
!No dudeís incrédulos!, existen.

Asidua a buscandoleones.... dijo...

Esto lo he descubierto en el fotolog de mi hija Clara (17 años). Creo que podía estar incluído en el de buscandoleones....
"Sucede a veces, cuando deseas volar, soplas con fuerza y cierras los ojos brevemente.... tus pies se elevan y tu cuerpo se transforma en una nube que gira vertiginosamente sobre las cabezas de los que saben soñar, alargando tu mirada hacia la extensión de cientos de mundos aún por descubrir"

Anónimo dijo...

Es verdad!!!!

Es así!!!
Siempre me había costado volar, salvo, claro, cuando estoy enamorada, jeje!!!
Después de una larga temporada sin conseguirlo, escuché el programa. En cada buscandoleones, desde que lo escucho, he vivido eso: elevarme, entrar, salir, planear...Sensación de ligereza...
A veces no soplo y cierro los ojos, sino que preparo la estancia en la que voy a escuchar el programa, mi sillón, mi pintura...mi piscolabis. Bueno, claro, esto es soplar, jaja!!
¡Qué bonito!

Gracias Asidua a buscandoleones, y gracias también a Clara

Alberto San Segundo dijo...

Gracias a todos... qué apasionamiento, cuánto entusiasmo, qué ilusión, cuánta entrega y... por si todo ello fuera poco...
¡¡¡Habéis logrado que AENA me patrocine el blog!!!

una asidua dijo...

Ja, ja, ja..... !eres la repera Alberto!.
Me encanta tu humor,!no eres tan serio como aparentas!.¿Tendrán algo que ver los gallegos con los ingleses? ....el mar, los acantilados,la lluvia.. ¿no es verdad que el sitio hace carácter?

Anónimo dijo...

Habrá que celebrarlo, dónde quedamos???
jeej!!

Anónimo dijo...

Boa sorte!
Obrigada.

ojovo dijo...

Bueno bueno,de entrada, esto no es una miscelánea, esto es toda una Macedonia Imperial de la Cita. Me gustó mucho la que habla de Wittgenstein, qué perro, me impresionó. Realmente hay actos que son imperdonables, no me extraña que haya tanto rencor ahí afuera.
Disculpa mi ignorancia pero ¿quién es el Al Berto que citas entre tus referencias literarias? ¿Es un simple gazapilio travieso que se ha colado sin permiso o es que has adoptado un seudónimo?
Respecto a las palabras de Piglia me he sentido muy identificado, con matices, pues también me considero un hombre hecho enteramente a base de citas, pero de "casas" de citas.
Sólo una cosa más, una pequeña observación sin importancia a modo de feedback: ¿No debería poner donde pone "Ver todo mi perfil", "Mirame de frente"? No sé por qué pero esa composición me inquieta en silencio.
Saludos!
PD: Ya me estoy haciendo un cd con "La Mejor Música De Buscando Leones en Las Nubes"