lunes, 6 de octubre de 2008


¿POR QUÉ BUSCANDO LEONES EN LAS NUBES?

En octubre de 1999 se me planteó la posibilidad de hacer un programa en Radio Universidad de Salamanca. Entonces, una de las cuestiones que más me preocupaba, más allá de los aspectos técnicos (nada fáciles) del proyecto, fue la del título de la emisión (soy demasiado puntilloso; nada, ni lo más nimio, me resulta irrelevante, todo me preocupa y hasta me abruma). En aquellos días yo había comprado, y leído, un librito excelente de Pilar Bravo y Mario Paoletti, publicado por la editorial Emecé, que con el título de Borges verbal recoge cientos de comentarios y declaraciones de Jorge Luis Borges entresacados de entrevistas, reportajes de prensa e incluso de conversaciones con particulares que los propios interesados relataron a los autores. Presentado bajo la forma de diccionario, con entradas dispuestas en orden alfabético, el libro permite conocer el pensamiento de Borges a lo largo de más de setecientas definiciones, trufadas de anécdotas e ilustradas con dibujos y fotografías, en un compendio (bastante exhaustivo, no obstante) de lo esencial de su visión del mundo, de su forma de entender la existencia, de sus opiniones sobre la literatura, los clásicos, sus contemporáneos, la política, la educación, el amor...

Allí, en la entrada Propósitos, leí el siguiente texto: Schopenhauer decía que buscar un propósito en la historia es como buscar leones en las nubes: uno los encuentra porque los busca. Pero él creía que la historia no tiene ningún fin. Pero nuestros sueños también forman parte de la realidad y pueden intervenir en ella ¿no? De modo que el hecho de buscar leones ya es algo...

Cuando le daba vueltas (infructuosamente, ninguno de los que analizaba me convencía) al posible título del programa, vino a mi cabeza esa reflexión de Borges e, inmediatamente, me 'asaltó' el gerundio: buscando. Buscando leones en las nubes... porque los sueños forman parte de la realidad y sí, es cierto, la vida no tiene sentido, pero en la búsqueda, quizá, ya está ese sentido... Porque no podemos dejar de esperar, de ansiar, de ilusionarnos, de soñar. Y en el fondo, el programa, con toda su modestia, no es otra cosa que esa búsqueda, la búsqueda de la belleza, de la felicidad, de la emoción, del entusiasmo, de la pasión... del sentido. Durante una hora semanal, y gracias al poderoso encantamiento de las palabras, a la magia de las canciones, pretendo encontrar un fugaz sentido a la vida (ni más ni menos)... Una hora de búsqueda esperanzada de sentido, porque el hecho de buscar leones en las nubes... ya es algo, ¿no?

6 comentarios:

Elena R. dijo...

Qué idea genial esta del blog, me uno a las felicitaciones. Qué suerte encender el ordenador y tener ahí, siempre a mano, como en una caja de los tesoros, aquel programa que me encantó o aquel otro que ¡rabia! me perdí.

Voy a seguir trabajando un poco...., eso sí, con los auriculares puestos.....

ojovo dijo...

Muy bien, de entrada felicitaciones por darle a tu programa la dimensión mundial que le faltaba y que seguro acabará por mostrar su auténtico valor.
En cuánto al título, a aquellos que nos pasamos media vida "en las nubes", nos parece precioso, todo un acierto que reforzará nuestra maltratada autoestima.
Sólo una cosa más a modo de profunda reflexión: Borges es un cachondo mental y le gusta jugar, pero hay que reconocer que el alemán tiene razón y que quizás deberíamos dejar de buscar tanto sentido a la vida y preocuparnos por lo que de verdad importa, a saber: ¿están realmente garantizados nuestro ahorrillos? Creo que la Filosofía debería de dar un giro fundamental sin más pérdidas de tiempo.
Saludos y aplausos!

Masunaga dijo...

Bella y descansada actividad la de buscar leones en las nubes...aunque no sé cómo podría oir tu programa desde aquí.¿es posible?
Por otro lado,le doy a la tecla y me pone "buffering" todo el tiempo.Mientras tanto se decide "bufering" a soltar prenda,yo sigo mirando las nubes a ver si veo los leones esos

Alberto San Segundo dijo...

Gracias a todos. Elena, estás como una cabra... a quién se le ocurre escribir estas cosas (sobre todo lo del otro blog... cómo te has pasado)... Muchísimas gracias.
Ojovo... muy tuyo... cuando me pongo petulante siempre), o me sale la vena ampulosa (tan a menudo) y las grandes palabras con mayúscula (agggg)... el sentido del humor lo desarbola todo... fantástico...
Masunaga... el buffering es problema tuyo,creo... yo lo oigo muy bien... En fin, sigue intentándolo... verás leones, seguro...

Pia dijo...

Buscando leones...o cómo enamorarse de un libro antes de leerlo...y correr a buscarlo a la librería...como se busca ese objeto de deseo..

Gracias, Alberto

Alberto San Segundo dijo...

Muchas gracias, Pía, por tus amables comentarios... 'Objeto de deseo', 'enamorarse'... se ve que has captado la versión más intensa (que también existe) de 'Buscando leones...'... me alegro.

Gracias de nuevo y hasta pronto